Fábula del Pastor Mentiroso

Los niños, a medida que van creciendo, necesitan que los padres los eduquen e impartan valores y principios. Esto los ayudará a que sean personas útiles y provechosas, contribuyendo en la formación de una mejor sociedad. Las fábulas son un excelente recurso para enseñar a los pequeños estos principios.

Historias como el pastor mentiroso, el burro flautista, imparten lecciones valiosas para cualquiera en diferentes circunstancias.

El pastor mentiroso

Los cuentos cortos, como el pastor mentiroso, son muy destacados y populares en todo el mundo. Lo breve del relato, facilita a las personas distraídas el centrar su atención en él y captar el significado. Además, aporta una excelente forma de abrir el deseo o amor a la lectura y la meditación.

El comportamiento del pastorcito mentiroso ayuda a las personas a recordar que todo acto implica consecuencias:

“Había una vez un pastorcito que cuidaba su rebaño en la cima de la colina. Él se encontraba muy aburrido y para divertirse se le ocurrió hacerles una broma a los aldeanos. Luego de respirar profundo, el pastorcito gritó:

—¡Lobo, lobo! Hay un lobo que persigue las ovejas.

Los aldeanos llegaron corriendo para ayudar al pastorcito y ahuyentar al lobo. Pero al llegar a la cima de la colina no encontraron ningún lobo. El pastorcito se echó a reír al ver sus rostros enojados.

—No grites lobo, cuando no hay ningún lobo —dijeron los aldeanos y se fueron enojados colina abajo.

Luego de unas pocas horas, el pastorcito gritó nuevamente:

—¡Lobo, lobo! El lobo está persiguiendo las ovejas.

Los aldeanos corrieron nuevamente a auxiliarlo, pero al ver que no había ningún lobo le dijeron al pastorcito con severidad:

—No grites lobo cuando no hay ningún lobo, hazlo cuando en realidad un lobo esté persiguiendo las ovejas.

Pero el pastorcito seguía revolcándose de la risa mientras veía a los aldeanos bajar la colina una vez más.

Más tarde, el pastorcito vio a un lobo cerca de su rebaño. Asustado, gritó tan fuerte como pudo:

—¡Lobo, lobo! El lobo persigue las ovejas.

Pero los aldeanos pensaron que él estaba tratando de engañarlos de nuevo, y esta vez no acudieron en su ayuda. El pastorcito lloró inconsolablemente mientras veía al lobo huir con todas sus ovejas.

Al atardecer, el pastorcito regresó a la aldea y les dijo a todos:

—El lobo apareció en la colina y ha escapado con todas mis ovejas. ¿Por qué no quisieron ayudarme?

Entonces los aldeanos respondieron:

—Te hubiéramos ayudado, así como lo hicimos antes; pero nadie cree en un mentiroso incluso cuando dice la verdad.”

Moraleja y aprendizaje

Las fábulas como estas dejan un aprendizaje que es de mucho provecho, para quienes las lean o las escuchen. Aunque es un relato muy corto, la moraleja que muestra abarca distintas facetas del vivir diario. Son relatos que, aun cuando se presentan de forma infantil, encierran enseñanzas que grandes y pequeños pueden aprovechar.

Otras moralejas más completas, pero igualmente ideales para niños, son la de Polifemo y Galatea.

Deja ver a la gente que el aburrimiento no debe combatirse con bromas o juegos que perjudiquen a otros. El pastor quiso divertirse gritando que venía el lobo, para luego burlarse de los aldeanos al bajar la colina. La diversión o el entretenimiento no lo deben basar las personas en la humillación de los demás.

De igual manera, esta fábula instruye a sus lectores u oidores sobre no usar la mentira, porque es perjudicial. Cuando los individuos utilizan frecuentemente la mentira, puede llegar el día en que nunca les crean lo que dicen. Aun cuando en un momento dado estén diciendo la verdad, nadie les llegará a creer.

Esto fue lo que le paso al pastor que, cuando estaba diciendo la verdad, por mentiroso no le creyeron. El resultado fue que perdió todo lo que tenía y de igual forma podría pasar con los que dicen mentiras. La honestidad y sinceridad son excelentes cualidades que tienen que cultivarse, para fomentar buenas relaciones con otros.

Además, abusar de la bondad de otras personas cuando quieren ayudar puede llevar a que desistan de hacerlo. Los aldeanos mostraron bondad al tratar de ayudar al pastor en 2 ocasiones y él abuso de ellos. Por eso, las actitudes del personaje principal sirven de advertencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *