Fábula del Lobo con Piel de Oveja

El uso de cuentos cortos o fábulas es muy común para impartir instrucción y enseñanzas. Por ello, historias como la paloma y la hormiga es bastante conocida. Otro de los relatos, que sirve para inculcar valores en niños y adultos, es el lobo con piel de oveja.

Cuando los padres se involucran con los hijos en la lectura de las fábulas, consiguen beneficios para toda la familia.

El lobo con piel de oveja

Los relatos o cuentos cortos, como este del lobo que se disfrazó de oveja, capturan con facilidad la atención de la gente. La narrativa usada por el escritor Esopo es muy cautivante, al combinar el uso de animales con cualidades humanas. Todo esto incentiva en los pequeños el deseo por crear un hábito de lectura, pues les parece entretenido.

A continuación se relata de forma breve lo sucedido entre el lobo, las ovejas de un rebaño y su pastor:

“Observó el lobo un día cómo un pastor sacaba de paseo a su rebaño. Pero el hombre no dejaba de vigilar a sus ovejas. El lobo tenía hambre y pensó cómo podría llegar hasta allí sin ser descubierto.

– ¡Ya lo tengo!- se dijo el lobo- ¡Me disfrazaré de oveja y así el pastor no sabrá que soy un lobo!

Buscó una piel de cordero entre las ovejas que ya cazó en otras ocasiones y se la puso por encima. De esta forma, el lobo consiguió aproximarse al rebaño sin que el pastor se diera cuenta.

El lobo imitó al resto de ovejas y al atardecer, el pastor se llevó el rebaño de vuelta a su granja. El lobo ya se relamía pensando en el festín que iba a darse. Sin embargo, antes de cerrar la verja, el pastor pensó en llevarse una de las ovejas para comer. Y escogió al lobo. Y así es como el lobo fue sacrificado.”

Moraleja y aprendizaje

Al reflexionar sobre el contenido de la fábula el lobo con piel de oveja, los individuos extraen varias lecciones. Entre algunas de las que destacan está el que no deben usar la mentira y el engaño. El lobo pensó que era muy listo al tratar de engañar al pastor pero, como resultado, murió.

Otra fábula con su moraleja muy parecida a esta, es la de la gatita presumida, la cual resulta muy ideal para niños de preescolar.

Aunque la gente piense que es bueno saber engañar a otros, la mentira tarde o temprano sale a la luz. Los problemas que vienen por ello son proporcionarles al engaño hecho o hasta superiores. Contrario al lobo, la gente debe emplear el ingenio que posee de manera positiva, para hacer cosas buenas.

El lobo poseía ingenio pero, al disfrazarse de oveja para engañar, lo usó con intenciones perversas, buscando satisfacer deseos egoístas. El ingenio debe ser usado por las personas para lograr resolver problemas o evitar caer en dificultades. Al tratar de ser quienes no son, solamente están engañándose a sí mismos, y al final afrontarán las consecuencias de eso.

Otra de las lecciones que se saca de esta fábula es que nadie debe dejarse llevar por las apariencias. Si las ovejas hubieran sido más observadoras, se habrían dado cuenta de que el lobo se había disfrazado de ellas. Por eso, las personas no deben bajar la guardia ante quienes las rodean simplemente porque se visten o se arreglan bien.

La conclusión es que muchas personas aparentan lo que no son para hacer daño, pero terminan perjudicándose a sí mismas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *